ILO Logo

El potencial de la telemedicina en la industria de seguros inclusivos

Enfoques Emergentes n°:

  175
 

Fecha de Publicación:

  5 de noviembre de 2020
 

Subtemas:

  Salud
 
 

La Microinsurance Network realizó recientemente un webinar regional sobre el potencial de la telemedicina: "Telemedicina -> Resiliencia". El webinar contó con Salvador da Cunha, CEO de Affinity, Xavier Ruiz, Gerente de Marketing y Comunicación de Inmedical, y Laura Rosado, Estrategia y Finanzas AXA Clientes Emergentes en AXA. Algunos aspectos destacados del webinar se comparten a continuación.

La telemedicina no es algo nuevo o desconocido para la industria aseguradora, pero es un tema que ha ganado mayor relevancia durante la actual pandemia. Las limitaciones de movilidad de la población, el miedo al contagio y la necesidad de incrementar la capacidad de respuesta de los servicios de salud han demostrado la importancia de los servicios digitales como solución para asegurar la prestación de los servicios médicos.

Es especialmente relevante para los países de América Latina y el Caribe, ya que es una región en la que la penetración de estos servicios aún es baja. También son los países que no cuentan con un sistema de salud con una estructura para brindar servicios de alta calidad para los segmentos más vulnerables. Esto ha creado una oportunidad perfecta para que la industria de seguros promueva los servicios de telemedicina, al tiempo que complementa los seguros y aumenta el valor de los productos ofrecidos a sus clientes.

La telemedicina ofrece numerosos beneficios a la población en general, especialmente a los segmentos más vulnerables. Gracias al uso de la tecnología se pueden ofrecer servicios de salud más asequibles, se dispone de más médicos especialistas, se eliminan las barreras de acceso por tiempo y distancia, y se aumenta la capacidad de respuesta del sector salud. Por otro lado, la telemedicina brinda a las aseguradoras la oportunidad de rediseñar los seguros y ofrecer productos que brinden un soporte más integral a los clientes, beneficiando tanto a la industria como a las personas a través del fortalecimiento de una cultura de autocuidado.

A pesar de los beneficios que puede ofrecer la telemedicina, su implementación plantea grandes desafíos para la industria aseguradora. Todavía existe resistencia entre algunos pacientes y profesionales de la salud para migrar los servicios a plataformas digitales. Esto se debe a la desconfianza en dichas plataformas o a las preferencias culturales intrínsecas de la población. Aun así, diseñar y adaptar productos para satisfacer necesidades particulares puede ayudar a superar algunas de estas barreras. Por ejemplo, según estudios realizados por la empresa Affinity, el 76% de los pacientes de la región afirman estar más preocupados por la pronta atención médica que por tener acceso a la atención presencial.

Finalmente, es importante resaltar que los servicios de telemedicina no son la solución a todos los problemas y necesidades de la población vulnerable. De hecho, el uso de plataformas tecnológicas puede ser una barrera de acceso para poblaciones que no tienen el conocimiento o la tecnología necesaria para utilizar estas herramientas.

A pesar de los desafíos que trae la telemedicina, la industria aseguradora no es la única que tiene interés en estos servicios, por lo que es fundamental que las empresas actúen de manera rápida y activa, de lo contrario podrían perder esta oportunidad.

Haga clic aquí para acceder al material del evento.

Las actividades emprendidas por el Programa de Finanzas Sociales de la OIT sobre gestión de riesgos financieros asociados con riesgos relacionados con la salud tienen como objetivo complementar la posición de la OIT sobre la protección social de la salud y la cobertura universal de salud, que son responsabilidad del sector público. Estos proyectos de innovación tienen como objetivo probar nuevos productos y procesos financieros para extender la cobertura de salud a grupos de población no atendidos y/o proporcionar beneficios complementarios. La base para tal innovación en la gestión del riesgo financiero se recoge en la Recomendación 189 de la OIT, que establece la libertad “de los Miembros para determinar si es necesario tomar medidas complementarias en materia de protección social, como esquemas voluntarios, iniciativas cooperativas y otros”.